REMOTE CONTROL WEBTRANSCEIVER

 

En mi nuevo domicilio no dispongo de espacio para instalar una antena en serio.  Después de mucho cavilar, concebí una idea: aprovechar la estación de mi buen amigo OE1HOW, desde mi propia casa!

 

En principio,  ya sabía cómo funcionaba el asunto, pues desde un tiempo acá estaba utilizando un gateway simplex de Echolink en mi domicilio anterior. Y como  Robertissimo no es realmente un “parlanchín” de las ondas, me deja con gusto esa parte de nuestra afición, de forma que en ese aspecto, nunca nos incomodamos mutuamente.

Todo esto se traduce en que ahora estoy, a menudo, en las bandas a través de OE1HOW.

 

Para no tropezar con las legislaciones austriacas, Robertissimo ocupa todo el tiempo el sillón de la estación principal en calidad de Chief Operator, supervisando los aparatos y el papeleo del hobby. Y con el fin de no mencionar cada vez el “guión 1”, me he inscrito como segunda vivienda en el domicilio de OE1HOW.

 

(pulse la foto para abrir)                   car3  OE1NAC ---à    via Internet ---à    a través OE1HOW image028

 

De un tiempo acá, varios colegas me han interpelado en el sentido de que si no es muy  complicado, eso de instalar una estación remota. Es por ello que me he decidido a resumir mis experiencias.

 

Los elementos siguientes son indispensables:

 

 

El control del transceiver lo realizamos exclusivamente a través del Ham Radio Deluxe (HRD)

Se  trata de un programa muy profesional y con buenas prestaciones. Permite también la programación manual de algunas operaciones.

HRD se presta asimismo para operaciones digitales, aunque en este campo no tengo experiencia suficiente.

Para actividades de clubes, es preferible el programa de W4MQ, que se ha concebido para un número mayor de operaradores.

 

El HRD permite también el control del rotor, para ciertos productos. El nuestro, Prosistel, está en esa lista.

 

Para salvar ese obstáculo, se nos ha ocurrido un truco:

Dado que desde mi ordenador puedo controlar el rotor de antena,  empleo un pequeño programa auxiliar llamado VNC Server, para tener acceso al ordenador principal, encender el rotor y situar la antena en la dirección requerida.

Una WebCam me proporciona el testimonio visual de la rotación. Esta cámara también puedo encederla y apagarla a través del VNC Server.

 

La transmisión del audio es independiente del HRD. Para ello utilizamos el bien conocido Skype, que se presta magníficamente para transmitir la voz en ambas direcciones. Generalmente, los colegas quedan impresionados por la excelente modulación.

En mi opinión, Skype es hoy por hoy el mejor programa, en lo que a calidad auditiva y poca anchura de banda necesaria se refiere. A todo esto no es necesario “liberar” ningún puerto en el router, lo que resulta importante cuando lo empleamos en hoteles, aeropuertos, etcétera.

 

Otro aspecto necesario para la estación remota, es la posibilidad de encender y apagar el ordenador principal. Algo bien simple, en principio, ya que casi todos los motherboards disponen de la función “wake on LAN”. Para ello, el ordenador principal  se pone en “descanso”, no en “standby” ni “apagar”, y desde fuera (internet) se configura con ayuda de un programa externo, el “magic packet”.

Esto es un poco más difícil de lo que a simple vista parece. Por tal razón, nos decidimos por otra solución:

 

En la estación principal hemos instalado tomas de corriente operadas a control remoto, que podemos encender y apagar a través del teléfono fijo, mediante señales digitales (DTMF). De tal forma, nos es posible encender y apagar todos los aparatos, incluyendo el ordenador principal, a través de la línea telefónica.

 

El TS-2000 lleva además un limitador regulable de transmisión, con una duración máxima  desde 5 minutos hasta 2 horas, lo cual evita que  el aparato quede encendido involuntariamente por tiempo indefinido.

 

 

Puertos requeridos

 

En el transceiver, hacia el ordenador principal: RS-232 para el control CAT, entrada de micrófono, salida de audio, PTT.

Indispensable la separación galvánica. Para ello recomiendo emplear una interface de tarjeta de sonido.

Como opción, Skype ofrece la “aceptación automática”, que permite encender la señal de audio de la estación madre automáticamente tras la llamada de la estación remota.

En ambos ordenadores deben instalarse tarjetas de sonido de buena marca, aunque no tengan que ser caras. Asimismo recomiendo instalar una segunda tarjeta de sonido, con el fin de poder establecer, en caso de urgencia, una intercomunicación entre los dos operadores.  Para el laptop se consiguen tarjetas por poco dinero, teniendo en cuenta que las que éstos traen de fábrica son casi siempre de pacotilla.

 

La puesta a punto del sistema es uno de los puntos cruciales. Robertissimo y yo hemos empleado bastante tiempo y mucha materia gris hasta lograr un resultado aceptable, sobre todo en la calibración de las tarjetas de sonido, los niveles de ganancia en los micrófonos, etc. etc.

 

 

Transceiver

Básicamente, HRD funciona con muchos transceivers. Nosotros nos decidimos por el Kenwood TS-2000, porque acepta cualquiera orden de CAT, y además, porque cubre las bandas de 2 metros y de 70 centímetros.  Incluye, de fábrica,  un puerto para RS 232 que hace innecesaria la interface de CAT.

El TS-2000 tiene no pocos detractores. No obstante, nosotros lo estamos operando con una antena de alto rendimiento, la Optibeam OB 18-6, y el resultado es espectacular.

Comparándolo con el TS-950SDX, un aparato de auténtico high-end, que también utilizamos, no hallamos diferencias de peso. En otras palabras: la estación que trabajamos con el TS-950SDX, la escuchamos igualmente, y la alcanzamos, con el TS-2000.

 

 

Ordenador, Internet

 

Como apunté al comienzo, los ordenadores deben emplear Windows 2000 o superiores.

El HRD, en sí, no le pone muchos requisitos al procesador, por lo cual se puede usar también ordenadores viejos.

 

Lo que sí es de importancia vital es la calidad del internet! Sobre todo la velocidad del upload.  Esta es definitiva para el éxito del proyecto!!

Al inicio tuvimos serios problemas con Chello Light, con una velocidad de upload de 128 kbit/s Muy poca anchura de banda para HRD+Skype+Intercom+VNC Server+WebCam...

Sin embargo, Chello ha aumentado la velocidad de upload a 256 kbit/s, lo que se traduce en que casi nunca aparecen pérdidas de paquetes de datos.

Por la tarde, no obstante, cuando reina fuerte presión en el internet, los 256 kbit/s no son suficientes, cosa que se manifiesta en una especie de “cacareo” en la modulación.

Por todo ello, considero que la velocidad debería andar por los 384 kbit/s para paliar cualquiera eventualidad.

 

Otra experiencia que hemos hecho: cuando las estaciones se encuentran en puntos muy distantes, por ejemplo, PY-OE, se requiere bastante experiencia por parte del operador remoto para lograr un buen resultado. Los paquetes necesitan simplemente algún tiempo para ejecutar los cambios deseados en la estación servidora; o sea, que hay que tener paciencia y esperar la confirmación. Cualquiera orden enviada entretanto, “confunde” al sistema e impide la comunicación.

 

 

Cambio de las antenas

 

Nuestro sistema incluye tres antenas: una direccional para 10-40 metros, un dipolo para 80  y 160 m. y una vertical para FM. El cambio se realiza a través de HRD, siempre y cuando el TS-2000 dispone de tres entradas de antena, con regulación individual.

 

 

Amplificador de potencia:

 

Es un Yaesu FL-7000, con más de 20 años en las espaldas, a transistores, sin CAT, por lo que tenemos  que hacer improvisaciones para emplearlo a distancia via internet.

Desafortunadamente, el cambio automático de bandas funciona únicamente con aparatos Yaesu.

Pero existe una caja automática para cambios de Microham, que adquiriremos, tras la obtención de la licencia correspondiente por parte de las autoridades austriacas. Actualmente, es el propio Chief Operator quien manipula los botones para el cambio de bandas.

Encendido y apagado del amplificador, mediante las tomas de corriente operadas a control remoto via línea telefónica.

 

Los diferentes niveles de ALC en las bandas  se evidenciaron al comienzo como un ligero problema, que logramos corregir a tiempo mediante macros en el ouput del TS-2000.

El FL-7000 dispone de sistema automático de resintonización en caso de SWR deficiente.

El control visual de los instrumentos lo realizo a través de la WebCam.

 

 

CW:

 

Por el momento no dispongo de experiencia alguna en este campo, pero tengo la intención de involucrar cuanto antes la tecla en el proyecto que nos ocupa.

 

Para la operación a distancia mediante HRD adquirí un laptop de 12”.

Poco que decir sobre el headset. Uno de bajo precio (7€) cumple a cabalidad su cometido.

 

Resumiendo: puedo asegurar que esta modalidad de la radioafición es muy divertida.

Pronto se olvida uno que no se está sentado en la estación real. Hay que acostumbrarse a que no existe más el botón para cambiar la frecuencia. Ésta se cambia mediante el ratón o tecleando las cifras. Deseable sería tener la platina de mandos del TS-2000 conectada al laptop por USB. (Técnicamente absolutamente factible!)—Ello supondría un 100% de “feeling” de radioafición...

 

El manejo de piles-up se practica con una técnica algo diversa: teniendo en cuenta que el internet tiene una breve dilación, es indispensable comenzar con la llamada uno o dos segundos antes, para no llegar demasiado tarde. En nuestro caso, la cosa no es tan trágica, pues  con nuestra Optibeam OB-18-6, casi siempre “barrimos” a los demás, y la estación DX, por conveniencia propia, trata de despacharnos lo más pronto posible...jeje..

 

No comparto la opinión de que esta modalidad tiene poco que ver con el auténtico radioamateurismo. Estamos trabajando aquí con una estación regular, sólo que el sillón no se halla enfrente de los aparatos, sino a 0-15.000 kms.

Gracias a las modernas tarjetas de banda ancha móvil, perfectamente asequibles en su coste, son múltiples las posibilidades que se presentan: independientemente de la localización, es posible hoy (con la licencia correspondiente de las autoridades, por supuesto), disfrutar de la radioafición a partir de cualquier sitio, en el QTH alternativo, durante el descanso de mediodía, en la playa, la piscina, la montaña, durante las vacaciones, etc.

 

Muchos de nosotros nos hemos gastado un buen sueldo en nuestros aparatos y antenas, y mediante esta tecnología, podemos aprovechar mejor nuestras instalaciones. Por otro lado, tampoco debemos olvidar que nuestro hobby está un poco de “capa caida”, y que es sencillamente necesario mantenerlo en vida utilizando nuestras bandas.

 

Por otro lado, hay muchos OMs que, por diversas razones, no tienen espacio para construir una buena antena. La estación remota de un amigo o de un club les proporciona a estos colegas la posibilidad de participar activamente en la radioafición.

 

Un novedoso campo de acción para el futuro podría ser también la tecnología D-STAR, con la que podriamos prescindir del internet, enviando los paquetes de datos para el control y la transmisión de audio a través de relevadores especiales, o simplex.

 

La diferencia con el Echolink la detecto en la autonomía sobre las bandas y las modalidades de operación. Echolink sirve primordialmente para contactar a los amigos del éter a través de un relevador específico; la estación remota es un instrumento para poner en la práctica la radioafición de forma más práctica y realista.

 

En las urbes, cada dia se torna más difícil instalar una buena antena sobre el techo.

Pero gracias a la interpretación positiva aun vigente de las reglamentaciones, no hay que temer por aquellas antenas ya permitidas y construidas.

 

Si es que esto valdrá también para el dia de mañana...? Me saltan algunas dudas.

Y entonces..qué haremos??

 

 

73 de Carlos, OE1NAC, HK1NAC, KM4NA

 

PD. Mis agradecimientos más sinceros, por supuesto, a mi buen amigo Robertissimo, que me hizo posible esta apasionante experiencia..!